GASES TÓXICOS

"ASESINOS SILENCIOSOS"

IMSSE INGENIERIA

«El 95% de las víctimas de los incendios no mueren a causa del fuego en sí, sino por la inhalación del humo tóxico.«

¿Qué son los gases tóxicos?

 Todo gas tóxico es producto de una combustión, por lo tanto, su presencia implica la ignición de algún tipo de combustible. Estos gases – en grandes o pequeñas cantidades – si se encuentra en interacción con un organismo vivo pueden provocar la muerte o graves daños en el.

 El monóxido de carbono (CO) o el dióxido de carbono (CO2), son algunos de los gases más conocidos que poseen alta toxicidad, pero no son los únicos. La combustión de materiales (lana, fibras sintéticas) con nitrógeno producen la emisión de “cianuro de hidrogeno” (HCN), un gas cuya principal característica es ser más letal que el monóxido de carbono; el solo contacto de ese vapor en la piel de una persona produce envenenamiento.

 El ácido clorhídrico, producido por la ignición de elementos de PVC, también provoca daños nocivos en el organismo. La exposición prolongada a este gas, ya sea en bajos niveles, puede causar problemas respiratorios, irritación en la piel y ojos.

 La característica principal de estos gases contaminantes es su dificultad para ser detectados; muchos de ellos son inoloros e incoloros. Por lo tanto, al momento de detectar visiblemente las llamas de la combustión, solo nos quedaran minutos o segundos para poder mantener el control de la situación y evitar graves accidentes. Evitar la ignición, es la primer instancia de control de un incendio, de esta manera evitamos la creación de la llama, la posterior disipación de  gases tóxicos y la posibilidad de salvar vidas.

COMPARTIR

NUESTRAS REDES